Decoración con Cuadros

0
1615

Decoración con Cuadros

Hay espacios que no sabemos muy bien como decorar, uno de esos espacios, es aquella parte de la pared sobre el sofá. Una de las ideas para decorar más típicas, es la de hacerlo con cuadros. Decorar con cuadros puede parecer sencillo, pero cuando empezamos a pensar en opciones en su distribución, la lista de posibilidades se dispara.

1. Un cuadro solo

Decoración con Cuadros

Lo más sencillo, un cuadro sólo, grande y centrado sobre el sofá. En este ejemplo, la sala de estar es de color cálida, entre blancos y beiges, el cuadro en blanco tiene un fondo oscuro, aunque utiliza también la gama cromática usada para la decoración de la sala.

2. Dos cuadros medianos y simétricos

Decoración con Cuadros

Dos cuadros del mismo tamaño y el mismo marco, pero con motivos diferentes. Es ideal para una decoración de salas minimalista. En este caso, al lado de los cuadros se han colocados dos candelabros idénticos, que ayudan a dar cierta sensación de simetría.

3. Un cuadro al lado del otro

Decoración con Cuadros

Independientemente el número de cuadros, se trata de colocar cada uno de ellos uno al lado del otro. Es importante que los cuadros tengan el mismo marco y sean del mismo tamaño. Las láminas decorativas tienen que tener cierta similitud. A destacar el sofá tan original que consigue una mesa auxiliar al lado del sofá con su misma estructura en madera.

4. Cuadros decorativos sobre una repisa encima del sofá

Decoración con Cuadros

También puede colocarse una repisa sobre el sofá, ésta será ideal para colocar los cuadros de diferentes tamaños junto a otros elementos decorativos como jarrones con plantas y otros ornamentos. En este caso, se trata de una sala decorada en blanco y negro, y se juega con esta dicotomía cromática.

5. Mural de instantes sobre el sofá

Decoración con Cuadros

Esta decoración con cuadros tan bien ordenada sobre el sofá, es como una “colección de instantes”, todos ellos con fotografías en blanco y negro y marcos de color blanco. Se trata de cuadros cuadrados, que consiguen crear un rectángulo.

6. Sin orden ni concierto pero con compuesto con sentido

Decoración con Cuadros

Este tipo de decoración con cuadros es muy común, se trata de colocar cuadros de diferente tipo y color juntos. En este caso, si que existen ciertas similitudes entre algunos de ellos, pero se juega con el contraste de lo otros. La composición con los cuadros puede parecer aleatoria, pero lo cierto es que está echa con sentido y mucho ojo.

7. Cuadro grande en el centro y cuadros pequeños al lado

Decoración con Cuadros

En este caso, nos servimos de un cuadro grande que sirve como elemento principal, alrededor del cuál se colocan los demás cuadros. Podemos ver como en esta decoración, se ha optado por poner un espejo en uno de los lados, mientras que en el otro se han colocado dos cuadros pequeños.

8. Cuadros colgados de cuerdas, una forma diferente para colgar cuadros

Decoración con Cuadros

No todo es colgar los cuadros pegados en la pared, también se pueden colgar de otras formas, como es este curioso caso en el que los cuadros se han colgado de cuerdas. Crean una distribución muy interesante, llena de estilo y personalidad.

9. De forma ordenada y simétrica

Decoración con Cuadros

De nuevo volvemos al orden, con estos cuadros que decoran esta pared de ladrillo blanco. Colocado uno al lado de otro en filas de tres, se consigue un aspecto simple y ordenado.

10. Cuadros que decoran toda una pared

Decoración con Cuadros

Acabamos con un ejemplo que puede parecernos demasiado exagerado: toda una pared llena de cuadros decorativos. Se trata de cuadros de todo tipo, algunos son láminas decorativos y otros lienzos, en todo caso, consiguen recrear un aspecto muy victoriano.

 

 

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta